dissabte, 15 de febrer de 2014

Generació



¿Veiem clar que, com a màxim, el que la nostra generació ha aconseguit, amb la vida solucionada, és una resistència a la desmesura i a l'entabanament, una lleugera consciència de seguir un camí assumible èticament… però que no ha anat més enllà perquè, amb els mínims vitals assegurats, no ha calgut?

No haver sucumbit al consumisme és l’única victòria. De l'individualisme, n'hem fet motiu vital i ens n’ha quedat la soledat, la relació amb el nostre cercle reduït, la subsistència psicològica, etcètera.

En algun moment hem volgut jugar a ser classe, protestar, lluitar... i no ens hi hem trobat còmodes (fins on haguéssim estat disposats a renunciar?)


Alexandre Planas

2 comentaris:

  1. La vida, con frecuencia, resulta complicada incluso para los que intentamos no complicárnosla. La utopía de otro mundo mejor siempre está presente, pero hay que hacer compatibles estos deseos con el día a día, y sobre todo con un impulso que demanda su cuota: tratar de disfrutar de nuestra existencia efímera. También es importante tener claro que no todo depende de uno. Con el paso del tiempo soy más autoindulgente. Solo con que muchos hicieran lo que nosotros, el mundo sería un lugar mucho más acogedor. Hay otra razón: muchas de las figuras históricas que lucharon por el cambio no tenían casi nada que perder, eran otros contextos y eso ejerce mucha influencia. Cuando éramos jóvenes yo sí sentía que nuestro mundo cambiaba, en algún modo, a mejor. ¿Dónde están los que deberían ser protagonistas del cambio de hoy en nuestra sociedad? Finalmente habremos de conformarnos no con cambiar el mundo, sino con el mundo no nos cambie demasiado a nosotros, que no es poco.

    ResponElimina